Historias de perros

Sería una mentira decir que a los colombianos no les gustan los perros.

El problema es diferente. A menudo no se dan cuenta de que después, el perro necesitará más comida, a veces medicinas, esterilización, o que no es sólo una herramienta para proteger la casa.

Por eso los perros que llegan a la fundación son perros callejeros o bebés.

Definitivamente, hay algunas personas que los lastiman a propósito, como en todo el mundo, el trabajo de la fundación, más que dar comida y refugio, es darles mucho amor y calma para recuperarse.

Descubran con imágenes a nuestros sobrevivientes 🙂